TEOSOFIA:UN IDEAL FUERTE PARA HOMBRES FUERTES

TEOSOFIA:UN IDEAL FUERTE PARA HOMBRES FUERTES

 

Ser fuerte es mantener con firmeza, aun ante la adversidad,la identidad del principio,la voluntad de lucha por la trascendencia humana; la justicia, la Ley y la moral. Por ello digo, que la Teosofia es un ideal fuerte para hombres fuertes .

Hace infinito tiempo que los celestes «Pregones Divinos», nos demandan llamar al hombre a la reflexión a fin de encontrar una Senda de Moral y Sabiduría.

Sin embargo, el hombre de nuestro tiempo es reacio a ello.

A una conferencia espiritual y gratificante al alma, prefiere un partido de futbol,a una meditación serena, una película o un espectáculo frivolo. Los templos del mundo se vacían, tal vez porque los que lo debería preservarlos están también sumidos en la frivolidades, la inmoralidad, y la corrupción, pero se llenan las salas de espectáculos o las tiras televisivas carentes de mensajes y solo estimulan  las bandas bajas de la emoción. Están buscando reducir al hombre a una bestia , que como el caballo del carro, sólo sirve para llevar la carga. Buscan esclavizar y no liberar al hombre de la superficialidad.

No obstante, ese hombre siendo  Divino, trata de de ser bueno. Muchos son los miserables, que, pese a su condición de tales, se abstienen de robas, muchos los heridos, que perdonan, los tristes que esconden su dolor..

Y no pensemos freudianamente, de que se trata de » contenidos psiquicos», ni digamos aquello tan torpe de que muchas veces no se es malo,porque se carece de valor, no de aptitud para serlo.

El hombre es bueno

¿Por qué, prefiere entonces andar errante por la vida desconectado de todo lo que sea normativo?

El hombre busca ser bueno. ¿ por qué se aleja de aquello que puede poner la Sagrada Antorcha en sus manos…?

Infinito son los pensadores , de todas las ideas, que luego de honda reflexión, arribaron al mismo puerto:  no basta con inciensar el corazón humano con palabras bonitas y santas, sino que es imprescindible satisfacer a la razón, dirigiéndola, en base a una exposición lógica, hacia la busqueda del ignorado hombre interno, dormido en el laberinto de su complejo ser.

No digamos al hombre conócete a tí mismo si no tenemos el método para hallar ese conocimiento y dejarlo en sus manos. No le digamos tampoco  ese hombre es tu hermano porque él aunque no participe su opinión pensará  sera mi hermano, pero no lo siento.  El  se bueno., no hagas el mal, dominate,  son palabras vacías.

Así pues, llegamos a la conclusión de que además de las formulas morales, debe llegar al candidato el método que le enseñará como lograrlo Por eso, la Teosofia, en todos los tiempos forjó sabios y santos. Entenderemos por qué Platón alzó a la faz del mundo su célebre escuela eleusina, donde jóvenes de toda edad y condición aprendían el secreto del Ser, el dominio de sí mismo, hasta florecer y convertirse en pilares del mundo.

Es menester que la mente sepa » por qué » debe uno llenarse de Amor hacia los demás y edificar su propia Vida de manera digna.

Estudiemos qué es el hombre, dónde está él, en medio de todos los vehículos que rodean su ser-esencia, enseñemósle qué debe dominar y quién debe hacerlo dentro de sí mismo.

Estamos completamente cubiertos por las telarañas segregadas por nuestra mente mal dirigida.

No queremos sermones, queremos Sabiduría , del mismo modo que con una caricia no puedo mover un buey, así tampoco puede transformarse un ser con palabras  dulces..

Cuando el hombre se reencuentre con sigo mismo, serán inútiles los preceptos morales, porque el hombre será moral; inútiles los discursos sobre la fraternidad humana, porque el hombre será fraterno y vana la palabra unión puesto que todos estaremos unidos.

Enseñemos al ser humano la ciencia de su ser – puesto que la desconoce, o al decir de Platón, la ha olvidado- y luego esperemos con divina paciencia su celeste fructificación.

Todo esto es fuerte para un hombre que sólo vive llorando sus miserias, que no ha encontrado su razón de ser, que no tiene guia para sobreponerse a las debilidades de carácter, que tiene miedo de vivir la aventura de la espiritualidad, todo ello enseñado por la teosofia; por eso digo, la teosofía es un ideal fuerte para hombres fuertes. Hay que tener valor y coraje para vivir la vida teosofica. No llores mas: vive.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *