ACUARIO:LA ERA DE LA MENTE UNIVERSAL

ACUARIO:LA ERA DE LA MENTE UNIVERSAL

El hombre de nuestro tiempo marcha hacia  el nacimiento de una civilización mental. Y como todo nacimiento,  es doloroso, pues hay cosas que dejar y misterios que develar.De la vieja civilización emocional, existente en el pasado atlante, hoy sólo quedan retazos ,a los que la teosofía llama “cultura emocional”, Esto significa,  que el hombre está frente a sus propias emociones. Controlar las emocione sobre las que no sabe casi nada , y soportar la presión de la mente que necesita estar vigente en el nuevo campo electromagnético,al que está ingresando el hombre dentro del plan cosmico ,es un verdadero dilema.Ese campo electromagnético es una posibilidad de elevar la conciencia hacia percepciones sutiles de la mente.No es anular las emociones, sino sublimarlas,hacer del sentimiento un “instrumento” de unidad consciencial.

El hombre está en la encrucijada entre la emoción y la mente:está conminado a definir el sendero y por ello en el mundo existe tanta violencia y carencias mentales y espirituales.Quien tiene miedo en definirse ante   la encrucijada toma  a veces el camino de la sinrazón, pierde la capacidad de pensar, de poner la mente en acto.No quiere pensar- Pero la paradoja es que ” tiene que pensar”. No puede negarse al desafio. Por eso el hombre de nuestro tiempo tiene que pensar, hacer un ejercicio de discernir entre lo que esta bien o lo que está mal. Cuando logra el justo medio entre el bien y el mal, es feliz porque ha encontrado su identidad espiritual.

En  estos últimos tiempos se ha escrito mucho sobre la ” Inteligencia Emocional, en un intento de introducir al hombre en el campo de la mente. Pero es muy difícil para el hombre comprender la Inteligencia Emocional si previamente no tiene una clara noción sobre  qué es la emoción; y una vez ilustrado sobre ella, debe aprender a controlar las distintas emociones. La inteligencia consistiría en  saber canalizar las emociones hacia un plano mental. Vuelvo  a insistir: no eliminar las emociones, sino disciplinarlas para sacar un mayor fruto en la realización interior de cada ser humano.

QUÉ ES LA EMOCION

Si preguntaramos a cualquier ser humano sobre ¿ qué es la emoción?, muchos  hablarían de los sentimientos, de la sensibilidad, de los impulsos que nos hacen perder la razón; aun hay algunos que las involucrán entre los percepciones. Y todas estas definiciones tienen  algo de acercamiento a la palabra que tratamos de definir con certeza.

La Teosofia define, sintética, práctica y sabiamente a “aquello que nos acerca o aleja de algo”,ejemplo: el amor acerca, el odio aleja. Por lo tanto dentro de las emociones están , como mecanismos de acción, los sentimientos identificados como deseos, instintos y pasiones.

Todos  estos impulsos  tienen sus raíces en los apetitos del cuerpo físico y cuando  se incorporan a nuestro ” cuerpo emocional ( astral), lo hacen como deseos e instintos  del cuerpo físico. Si éstos se intensifican, al extremo de anular o disminuir la voluntad, se convierten en pasiones y vicios,

Las pasioines y deseos constituyen una fuerza que no podemos negar. Son los incentivos de nuestros actos . Pero hay que aprender  a disciplinarlos para ponerlos al servicio de lo superior que tiene el hombre dentro de su mundo interno. Santo Tomas, decía, ” que las pasiones han sido puestas en nuestra naturaleza por Dios, con el objeto de que ejerzan sobre nuestra voluntad una acción estimulante.

Cuanto más vivos son los afectos y las pasiones, tanto más enérgica es la obra de la voluntad.

Por su parte Aristóteles decía,”que  hay que estimular la  pasión para lograr la virtud”. Agregaba;” hay que  desarrollar los hábitos divinos”. Aristóteles, como los grandes filósofos platónicos y orientales ,  y  también  la teosofia, enseña que la ” pasión” es una energía cósmica que está dentro de un campo bipolar.La teosofía  la define como ” ley de atracción polar”, o Armonía por Oposición.

En consecuencia, en el juego  del ying y el yag,( de los taoistas) comprendido, dentro del circulo ,hay una linea curva que produce dos campos: uno negro,con un punto blanco y otro blanco con un punto negro; y ambos campos, en constante movimiento, llegan a consustanciarse uno del otro, desaparenciendo la dualidad. Ambos se unen en una unidad incomprensible para una mente acostumbrada a la ley polar.

Así entonces , en el terreno de la reflexión metafísica, se consigue comprender que así como hay siete virtudes cardinales, en oposión hay siete pecados capitales que son  las grandes pasiones separatistas de la esencialidad humana. Son, en el campo simbólico ,las siete puertas del infierno, los siete demonios a los que hay que vencer con la fuerza de nuestra natraleza superior.

Estas debilidades  de las pasiones, llamadas en teosofía “emociones sutiles”, se presentan como necesidades invisibles  y una vez concretadas, se convierten en dolor para quien las posee. Para sobreponerse a estas debilidades de carácter hay que ejercitarse en el esfuerzo inteligente de la voluntad.¿Cómo es esto??: darse cuenta de que estoy atrapado en una de esas emociones sutiles.Y esto sólo se puede lograr con una mente centrada y atenta a las distintas modificaciones del campo emocional.

En teosofía, hay enumeradas muchas pasiones sutiles, a los que llama ” cuerpos sutiles”,Indriyas le denomina la Vedanta. En esta nota enumeraré algunas pasiones sutiles, para que, en un trabajo hacia una mente superior, podamos distinguir lo que es del cuerpo, de la emoción, de la mente y del Espiritu que comprende a todo.

Esas pasiones sutiles de las que voy  a escribir en esta oportunidad son:

La vanidad

El Orgullo

La intransigencia

La soberbia

Los Maestros del antiguo Egipto, representaban a estas pasiones sutiles como un mono provisto de redes con las cuales cazaba a las almas que marchaban hacia la glorificación de Osiris. Para los sabios de egipto, estas pasiones son contrarias al sentimiento de Fraternidad, que constituye el aspecto moral de la Educación.

LA VANIDAD

Como su nombre lo indica, es la pasión que nos hace creer que todo está vacio de contenenido, ¡si no estamos nosotros para llenarlo!.Es la representación sin fondo de la irracionalidad. La vanidad de los cargos puestos o grados , es un defecto moral muy extendido entre los hombres y particularmente peligroso cuando en toda la comunidad se estimula como una forma de vida.

Y esto se debe a la propia super estimulación que nos hace suponer que nuestras ideas y acciones pueden ser  un ejemplo para los demás, olvidando la humildad, contraparte de la vanidad, que nos impele a servir sin pedir.

EL ORGULLO

Es una enfermedad del alma que impide que se exprese  la conciencia espiritual. Creerse superior y cultivar un sentimiento de altivez y desprecia hacia los demás, supone carecer de la necesaria inteligencia para transitar el sendero. Decía Pitágoras ” no te creeas más sabio que otro; esto probaría que lo eres menos. Se mejor el último entre las águilas que el primero entre los cuervos. Se hombre enteramente , antes que semi dios”. Una frase que hoy se ha difundido de boca del nuevo Papa Francisco, es la que suele repetir ” no te la creas”, en clara referencia a  la humildad.

LA  INTRANSIGENCIA

Esta dimana de una especie de orgullo intelectual por el que uno se supone poseedor de la verdad absoluta y que los demás están equivocados. Esto tiene su causa en una posición dogmática que impide reconocer la parte de verdad que existe en las otras personas. El dogmático , como el realista ingenuo, ignora que el conocimiento es una relación entre el sujeto y el objeto y creen que las cosas son como ellos las ven y creen estar en posesión de la Verdad Absoluta.

LA SOBERBIA

Es otra variante del orgullo e hija de la pedanteria. Queremos dominar a nuestros semejantes Esto se debe a  nuestra vanidosa pretensión de creernos poseídos de razón y estar legitimados para dictar por la fuerza todas nuestras aparentes soluciones. La soberbia dimana siempre de un deficit de comprensión que ignora las ventajas de determinar soluciones con la opinión de los demás En la mayoría de los casos esto ocurre en los seres que no han encontrado paz en su propia alma. Tienen una discordancia entre lo que piensan y lo que sienten; una falta de aliniación entre la mente y el corazón.

Los deseos insatisfechos, las pasiones desbordadas por la falta de meditación sobre las consecuencias y los errores de la inteligencia son causas de la lucha interior que se traduce en lucha contra el semejante. El remedio para esto, es la meditación profunda. En ella encontraremos el sonido orientador de la mente. Sera el momento en que la mente tomará la “regencia” de  nuestra conducta. El hombre, o por lo menos muchos de ellos,se esta acercando a  la tarea de mentalizar las relaciones humanas Y  en esta etapa de Acuario ,la bandera que  centre la acción, será la Virtud. Pero, ¿ qué es la virtud?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *