OM MANI PADME HUM

OM MANI PADME HUM

Om Mani Padme Hum repite hasta el cansancio el discípulo que aspira que su Espíritu se funda con el Espíritu Universal para formar unidad esencial que trascienda la ilusoria divisiones creadas por una mente separatista, por una mente que es capaz de engendrar el egoísmo, el equívocado concepto de la exclusividad.

OM es una sílaba, una salutación al ser humano y una invocación a la no humana Presencia Divina.

Om Mani Padme Hum es el sagrado mantram; la fórmula para aquietar las modificaciones de la mente, que en su constante dispersión va alejando al hombre del centro primordial de su Ser Interno -lo divino que cada hombre tiene dentro de sí -para sumirse en la multiplicidad dolorosa del no ser, de estar perdido, desorientado en el mundo cambiante de la materia.

Om Mani Padme Hum, significa la» joya en el loto», siendo la joya El Espíritu Universal presente en el loto, flor  que representa miticamente al Ser Interno. O sea que dentro de nosotros mismos  está esa joya que sólo puede brillar si abrimos nuestros corazones,como el loto sus pétalos, a la devoción divina.

Om Mani Padme Hum es una fórmula mágica que sintetiza las enseñanzas de la filosofía monista que explica que somos Uno por sobre la multiplicidad y que lo que le ocurre al otro conmueve las fibras íntimas de todo ser, a pesar de la aparente indiferencia con que solemos tomar el sufrimiento del semejante.

Para la filosofía monista ( teosofía en acción) hasta el máximo de los pecadores puede subir a la nave de la espiritualidad. Nadie es excluido, hacerlo sería dejar una parte de nosotros mismos a merced de la tormenta de las pasiones y el escepticismo que seca al alma..

Om  Mani Padme Hum en el lenguaje de los hombre significa  «yo estoy en tí; tú estás en mí» , hermanados en la aventura de vivir.

Repetir el mantram  Om Mani Padme Hum con actitud devocional, con amor por todos los seres despierta en el hombre el concepto de unidad, de la confraternidad . Porque todos somos hermanos que caminamos por senderos diferentes buscando una meta común: la liberación de la ignorancia y el dolor.

Diría Krishna, el Gran Avatara Oriental en el Bhagavad Gita, «sea cual sea  el sendero que escojas ese sera mi sendero , porque todos los caminos conducen a Dios.

Si pudiéramos comprender y vivir estos conceptos se terminaría la separatividad en el mundo y entre los hombres. Separatividad que genera el odio , el egoísmo, el estar permanentemente armados frente al hermano, al semejante. El egoísmo nacido del inconsciente sentimiento de desprotección es el que crea la separatividad. Por eso sufrimos, porque nos consideramos solos en el universo, sin lograr comprender que somos parte de un Todo donde está nuestra real naturaleza, nuestra verdadera fuerza.

Repitan Om Mani Padme Hum en todo momento, hasta en los instantes de desesperación, angustia, dolor, miedos y mágicamente aparecerá el amor, que atrae la paz, la felicidad de comprender » yo estoy en tí; tú estas en mi».

Om Mani Padme Hum:paz y amor para todos los seres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *