LA FELICIDAD

LA FELICIDAD

Aquel  que en busca de la propia felicidad causa sufrimiento a los demás, queda esclavo del odio que él mismo ha engendrado.

La verdadera felicidad no es un estado en que el hombre se separa del resto del mundo y se vuelve indiferente a él, como se vuelve bajo el estimulo del licor y las drogas.

El estado más alto de felicidad es aquel en que la conciencia universal es libre como el viento y puede identificarse con cada movimiento, con el vuelo de un pájaro, con el temblor de una hoja, con el trabajo de una hormiga,.con las sonrisas y lágrimas de otros seres humanos, todo…todo.. en un solo instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *