EL POR QUÉ DEL SIGILO DE LOS INICIADOS

EL POR QUÉ DEL SIGILO DE LOS INICIADOS

Prosiguiendo con la clase sobre el Sigilos de los Iniciados y las pruebas que debían realizar los candidatos, en este apunte quiero responder  a una pregunta que me han formulado,l ¿ Por qué  del Sigilo de los Iniciados?.

Todas estas ceremonias estaban  cubiertas de un tupido velo que impedía que el hombre común profanara la sagrada misión de conquistar un nuevo adepto para la Fraternidad Blanca. Es por ello, que los Iniciados de todos los tiempos han guardado el secreto sobre los pasos que se cumplían en esos reservados cursos de perfeccionamiento del alma, de los cuales el discípulo regresaba transformado en un heraldo de las enseñanzas trascendentes.

Todos los grandes filósofos que fueron iniciados en los misterios de Amón, en el antiguo Egipto, como es el caso de Ammonio Saccas, su discípulo neoplatónico, divulgador de la doctrina teosófica, Plotino, o Cicerón y otros que en este momento no recuerdo; como así también los participantes de los Misterios Mayores en China, como es el caso de Confucio; en la India, como es Buddha; en Occidente como es  Jesús o Apolonio de Tiana, ninguno  escribió explicando a las multitudes cuáles eran las enseñanzas recibidas en los sellados recintos de la Iniciación.

Pero si enseñaron las normas éticas para lograr la trascendencia espiritual que ellos habían vivido en los Misterios.

Por ello, todos ellos recomendaron silencio y sigilo sobre ciertos hechos y acontecimientos. Confucio, no quiso explicar publicamente lo que entendía  por su  Gran Extremo, ni tampoco dar la clave para la adivinación por medio de “pajas”.

Jesús, encargó  a sus discípulos que nadie dijera  que él era el Cristo ( ver Mateo) y asimismo les ordenó que no divulgasen que hubiera producido milagros de resurreción( ver Marcos).

Precisamente , San Marcos decía ” a vosotros es dado conocer el misterio del Reino de Dios; más a los que están fuera, a todos ellos se les da por parábolas”.

Uno de esos actos de sigilo nos los da Jesús  cuando dice: no deis lo santo a los perros ni echeis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las huellen con sus pies y resolviéndose contra vosotros os despedacen”

El mítico judio Maimónides recomendaba  el sigilo respecto al verdadero significado de los textos blibicos y decía:Quienquiera que descubra el verdadero significado del Génesis cuide de no divulgarlo. Así nos lo recomendaron todos nuestros sabios, en particular respecto de los seis días de la  Creación. Si alguien descubriese por sí mismo, o con ayuda de otro, el verdadero significado de los seis días, guarde sigilo y si acaso habla, hágalo de tan oscura y enigmática manera como yo, dejando lo demás para que lo conjeture quien pueda comprenderlo.

Estos  Santos Varones habían logrado alcanzar la Teofanía, la comunicación entre Dios y Ellos y es por medio de Ellos que Dios se expresa a las multitudes,dándoles enseñanzas y revelaciones. Naturalmente la palabra sagrada alcanza tal magnitud y grandeza que el hombre común no puede interpretarla. Por ello , la palabra sagrada se transforma en parábola, símbolos, leyendas o cuentos que se trasmite al hombre. Solo los Iniciados en esos misterios tienen las claves para interpretar  cada uno de los mensajes  que son verdaderas enseñanzas contenidas en los libros sagrados.

Pero el hombre, al perder la fe en la sagrada misión de los Misterios de la Iniciación, se ha sumido en el escepticismo que dio base al materialismo y al ateismo que hoy traspasa los corazones del ser humano, y lo lleva  a una crisis existencial de la cual no sabe cómo salir.

Las culturas o las civilizaciones que pierden sus Escuelas de Misterio, que a la postre son las que alimentan el arte, la cultura en general y las realizaciones espirituales, perecen en el desconcierto, que tanta veces hemos visto a lo largo de la historia humana.

En mi próximo apunte, con el que concluiré esta serie, pero que profundizaré en  la ESCUELA TEOSOFICA DIGITAL, de próxima inauguración en la Wed, lo he titulado:  QUÉ DIJERON OTROS PENSADORES SOBRE LOS MISTERIOS.

PRUEBAS PARA LA INICIACIÓN

PRUEBAS PARA LA INICIACIÓN

Tal como lo inticipé  en mi anterior nota sobre el Sigilo de los Iniciados, hoy quiero describirles algunos de los pormenores de los pasos de la Iniciación, que a mayor jerarquía del candidato eran mucho más secretas y dificiles hasta conseguir el grado de Hierofante

El relato de las pruebas más sencillas, las pueden encontrar en el libro Isis Sin Velo de H.P.Blavatsky,

El candidato ya estaba preparado para enfrentar los siete días de pruebas.Si lograba triunfar sobre su cuerpo mortal renacería como un ser inmortal dotado del poder de la palabra sagrada.

El primer día de las pruebas de Iniciación, tanto en Caldea, Grecia, como en Egipto, se celebraban los Misterios en épocas fijas.

El primer día de la celebración se realizaba una festividad pública para acompañar al candidato hasta la Gran Pirámide en Egipto, donde desde ese momento permanecería oculto a la vista del pueblo.

El segundo día se dedicaba a las ceremonias de purificación, después de la cual se presentaba el candidato vestido de blanco.

El tercer día , se examinaba al discipulo para comprobar sus conocimientos ocultos.

El cuarto día, luego de una ceremonia simbólica de purificación, se le sometía a varias pruebas y por último quedaba en un estado de letargo provocado durante dos días con sus noches en una cripta  subterránea en plena oscuridad. En Egipto, colocaban al aletargado neófito en un sarcófago en el interior de la Pirámide – por eso los arquéologos han encontrado los sarcófagos vacios- y allí se celebraban los ritos de la Iniciación.

En la India y en Asia Central, se les ataba a un torno hasta que el cuerpo entraba en un letargo- En ese estado, de aparente muerte, el Hierofante, el Supremo Sacerdote, guiaba al alma del candidato hasta los reinos inferiores donde recibía  instrucción vivencial y no meramente intelectual .

Desde ese estado el Maestro le iba enseñando las dimensiones más superiores del Ser hasta que el discípulo lograba vencer el miedo a la muerte – porque le mostraban que no existía- y renacer con el poder de la palabra. Había nacido  un Iniciado.

En este momento, que doy el punto final a esta nota, que la proseguiré con más datos sobre  la Iniciación, recuerdo una frase que muy pocos comprendieron:Dijo Ciceron :NO LE TEMO A LA MUERTE PORQUE LA HE VENCIDO. Cicerón fue Iniciado en los templos de Amon.

 

EL SIGILO DE LOS INICIADOS

EL SIGILO DE LOS INICIADOS

En nuestro siglo, caracterizado por un marcado materialismo , se han perdido los misterios que otrora daban identidad a la cultura. Se han perdido – o tal vez esten en vida latente- las práctica de la Iniciación durante las cuales se revelaba la esencia del ser, el sentido de la vida, la razón de ser del universo y el plan de la Divinidad. Hoy la vida tiene , en un alto porcentaje de sentido material y el hombre lucha, sin tener  una clara visión sobre lo que es la existencia. Esta falta de sentido lo sumerge en estados de angustia, porque el hombre de nuestro tiempo carece de Iniciados, de aquellos que en el pasado eran guías sobre los temas trascendentes. Hoy la humanidad está  huerfana de Avataras, de aquellos que traían el mensaje, la buena nueva. De aquellos que transformaban la conducta de los hombres con su ejemplo y con sus enseñanzas. Vivimos en un mundo grís y violento porque tal vez los Iniciados permanezcan en el silencio meditativo observando el comportamiento humano a la espera de que la crisis existencial llegue a su punto cúlmine. Creo que ese momento está llegando , pues es tanto el dolor y  sacrificio que tiene el hombre de nuestro tiempo que se hace imprescindible el retorno de los Maestros Espirituales que restablezcan la armonía en las relaciones humanas. Se hace necesario que nuevamente la humanidad reciba el perfume de la enseñanza de los Maestros de Sabiduría, sus palabras de amor, sus ejemplos de virtudes, sus modelos arquetípicos que orienten en un nuevo amanecer.

Tal vez, nuestra soberbia nos ha hecho creer que es innecesario la presencia de los Iniciados. Pero es evidente que estamos solos y sin guías. Hay tristeza y miedo de no saber por qué pasan tantas cosas malas y carecemos de seres superiores y luminosos que con su sola presencia pongan en retirada a las  sombras que ha ocultan la esencia espiritual de los seres humanos. Roguemos para que retornen los Magister, los Magos capaz  de educir las potencias interiores de bondad, caridad y amor que todo hombre posee, pero no ve, porque sólo  escucha el canto negro de la maldad.

En las portentosas culturas de Egipto,,Grecias , Caldea, China, India, y también en nuestra América Precolombina, la Iniciación en los misterios del ser eran practicas cotidianas y en todas esas culturas se buscaba a los discipulos para prepararlos como guías espirituales de sus hermanos. Luego de haber recibido las enseñanza teoricas eran sometidos a pruebas piscológicas, misticas y filosoficas. Porque siempre, en esas culturas  la educación era una entrega magica y  espiritual a si mismo para poder irradiar al resto el perfume de la trascendencia humana.

En mi próxima nota les relataré las pruebas a que eran sometidos los discipulos en el sagrado sendero de la Iniciación. Aquellas, que antiguamente eran motivo del Sigilo de los Iniciados, hoy son imprescindibles para la vigencia de un Humanismo Creativo que permita al hombre trascender los conflictos existenciales y las crisis septenarias , que tanto dolor y desorientación producen en el hombre de nuestro tiempo.