EL DIOS DE LA LONGEVIDAD EN CHINA

EL DIOS DE LA LONGEVIDAD EN CHINA

Este rescate de las tradiciones milenarias de China, tiene el propósito  de inculcar a nuestras generaciones  el respeto ,que pasadas culturas tenían  por los mayores, los cuales figuraban en la cúspide de la organización social. Casi todas las sociedades compartían la figura institucional del Consejo de Ancianos. Aun hoy hay algunos países que conservan el gobierno de los ancianos, como fue hasta hace pocos años la ex Unión Soviética, como también el gobierno de la administración de varias religiones, como es el caso del Cristianismo en sus mas variadas corrientes.

Y también el Islan, los Hebreos,hasta  los Naires de Africa, donde ese  consejo de ancianos, tenía, entre otras funciones, no designadas por  consulta popular sino por la propia sabiduría que dan los años, aunque tengo presente la máxima platónica que decía ” canas , no es símbolo de sabiduría, si no de vejez”.El Consejo de Ancianos de los Naires, decía, tenía, entre otras funciones,  una fundamental,la interpretación de  los sueño.En algún momento voy escribir sobre el valor catártico de los sueños. Pero en esta oportunidad quiero referirme al Dios de la Longevidad en la primitiva China, cuyo culto  se ha proyectado hasta nuestro tiempo, en especial la escuela del taoismo que relata que Lao Tsé nación anciano, y en torna a este concepto, se creo el mito que la madre, de aquel magnifico filósofo ,lo tuvo tantos años en su vientre materno ,que cuando tuvo que dar a luz, el bebé tenia barba.

Recordaran , y sino tiene la lista de notas que figuran en este blog, que había escrito sobre el Dios de los Funcionarios y de los Estudiantes.

Al Dios de los Funcionarios se lo conocía como Lu-Sing,  junto con el Dios de la Felicidad Fu Sing  y el de la Longevidad, Chue Sing , formaba una trinidad en la teología del pueblo chino.

Al Dios de la Longevidad, se lo representaba como un anciano barbado de cabeza entubada hacia arriba y casi tan alta como el tronco de un árbol y completamente calva. Portaba un bastón y un melocotón( durazno, en China era el símbolo de la inmortalidad, pues tiene propiedades de rejuvenecer)de la inmortalidad. Su  cabeza y actitud beatífica y paciente se asociaba a la larga vida y a la experiencia acumulada.

Tenía en su mano  una tablilla en la que leía la fecha en que debía morir cada hombre. Era un enamorado de los jóvenes, al extremo que cuando leía que uno de ellos iba a morir, se las ingeniaba para equivocarse y darla larga vida.

Se cuenta que cierto estudiante muy piadoso encontró una vez en su camino a un anciano.Lo único que llevaba el pobre estudiante para su largo camino era una jarra de buen vino que le había regalado su padre.

El joven al ver al anciano sediento no dudó un instante en alcanzarle el vino para aplacar la sed . El anciano,le  dijo que si él tomaba el vino ¿ qué fuerzas tu tendrás para llegar hasta donde está el Maestro?

Y el joven le contestó: por ahora vamos a saciar tu sed,después yo veré.

Dio la causalidad que el anciano del relato era el mismo Chue Sing, quien rápidamente leyó su tablilla para saber en qué instante moriría el joven. Vio con horror que al estudiante solo le faltaban unas pocas horas de vida pues moriría a los 19 años, edad que contaba en ese momento. Presuroso, el Dios de la Longevidad invirtió los números y le dio una existencia de 91 años provechosos.

Lo que Chue Sing premió no sólo el gesto del joven, sino su respeto por la ancianidad y su espíritu de solidaridad con el semejante.

Esto tendría que enseñarse en nuestras escuelas y en nuestros hogares y advertir a los jóvenes estudiante o hijos que en algún momento de la vida se puede presentar ante ellos Chue Sing vestido de viejo para probarlos en la caridad, el amor y la solidaridad. Nunca hay que olvidar, que no estamos solos , sino que en el Universo invisible mil ojos nos observan. Y decía un moralista español, cuyo nombre no recuerdo, ” compórtate, aun en el baño, como si mil ojos  te observaran””.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *