EL ENIGMA DE DIOS

EL ENIGMA DE DIOS

Muchas veces a lo largo de la vida nos hemos preguntado ¿ quién es Dios?. Y la respuesta siempre ha sido dual: los que creen en EL y los que no. Por ello, generalmente, la opinión divide a los hombres en ” creyentes” y en “ateos y las personas a semejanza de grandes máquina de hierro , se deslizan  por esos rieles sin poder elegir otra dirección.

Pero en verdad les digo- por  lo menos ese es mi pensamiento- que esos dos términos son genéricos sin una real significación, pues en la humanidad no existen los creyentes, ni los ateos.

Y mi fundamentación para decir esto tan categóricamente es que si el hombre fuese realmente creyente de cualquier religión, cumpliría estrlctamente las normas morales de los Maestros Fundadores , sean esto Jesús El Cristo o Mahoma , les elevaria de la categoría humana y por tanto, dejaría de pertenecer a ella.

Quiero explicar este párrafo para que no se mal interprete. Toda religión sostiene una doctrina exoterica para el hombre común y una esotérica para aquellos que por sobre su coincidencia espiritual del mensaje se aferran más a este aspecto,lo esotérico..Entonces nos encontramos que en lo externo de la creencia hay una parte política y la parte interna, una mística.Lamentablemente a lo largo de la historia ha tenido mayor influencia en la opinión la parte política de la religión, mientras que la interna, la mistica en muchos casos es casi desconocidos por aquellos que adhieren a una u otra corriente religiosa.En todas las religiones hay una pleyade de misticos que en su busqueda de Dios tratan de superar las debilidades humanas y transitar el camino de la caridad, la benevolencia, la piedad y se esfuerzan en trasmitir sus experiencia espirituales a aquellos que se llaman creyentes pero que no pueden trascender el fanatismo religioso. Nuestra historia está lleno de ejemplos de lo que es la intolerancia religiosa.

Mientras el que se dice “ateo” frente  a las aparentes injusticia de la vida,le harían perecer al menor impacto , pues sin esperanza alguna de una compensación o explicación de la superior, su aparato psíquico se derrumbaría ante el peso de las negra ideas.

Frente a este razonamiento, entiendo que el hombre, por sobre la razón discursiva, tiene una evidencia interna de la existencia  de una Causa Primera; de un Uno sin Segundo o Absoluto, al que , por sus atributos totales, se relaciona la Conciencia de tantas formas como pensamientos. Esa evidencia interna es la que me hace sostener que el hombre es un Ser Religioso que trasciende las creencias religiosas, pues la misma palabra Religión significa “re ligare”, unir al hombre con sigo mismo,;con otros hombres y finalmente con el Universo. En ese instante nace el mistico, el “enamorado de Dios”, al que finalmente descubre que esta en su ser Interior.

Tiene razón el que se dice creyente y sigue lo mejor que puede una serie de normas prefijadas por otros , pues él sería incapaz  de elaborarlas y necesita de la amenaza  y la promesa eterna (exoterica) para su infantil grado  de evolución. Tampoco  le falta al señalado como ateo , pues se habla tanto de la Divinidad ( en su nombre se cometen los más grandes crimenes y persecuciones). Se habla tanto de la Divinidad cada cual adaptando sus imaginarios designios  a los intereses creados en determinados grupos sociales en detrimento de los otros, que dicho concepto de lo Divino repugna a los espíritus nobles y caen en un extremo de negación que no es precisamente de ese “Algo”, de esa Causa sin Causa, sino del fetiche rídiculo con el que se le pretende identificar.

Esa evidencia interior, ese desconocido pero imprescindible Origen , no como comienzo sino como Esencia que puede llamarse tambien Dios. Si quieres desentrañar el Enigma busca la respuesta en tu Ser Interno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *