PRUEBAS PARA LA INICIACIÓN

PRUEBAS PARA LA INICIACIÓN

Tal como lo inticipé  en mi anterior nota sobre el Sigilo de los Iniciados, hoy quiero describirles algunos de los pormenores de los pasos de la Iniciación, que a mayor jerarquía del candidato eran mucho más secretas y dificiles hasta conseguir el grado de Hierofante

El relato de las pruebas más sencillas, las pueden encontrar en el libro Isis Sin Velo de H.P.Blavatsky,

El candidato ya estaba preparado para enfrentar los siete días de pruebas.Si lograba triunfar sobre su cuerpo mortal renacería como un ser inmortal dotado del poder de la palabra sagrada.

El primer día de las pruebas de Iniciación, tanto en Caldea, Grecia, como en Egipto, se celebraban los Misterios en épocas fijas.

El primer día de la celebración se realizaba una festividad pública para acompañar al candidato hasta la Gran Pirámide en Egipto, donde desde ese momento permanecería oculto a la vista del pueblo.

El segundo día se dedicaba a las ceremonias de purificación, después de la cual se presentaba el candidato vestido de blanco.

El tercer día , se examinaba al discipulo para comprobar sus conocimientos ocultos.

El cuarto día, luego de una ceremonia simbólica de purificación, se le sometía a varias pruebas y por último quedaba en un estado de letargo provocado durante dos días con sus noches en una cripta  subterránea en plena oscuridad. En Egipto, colocaban al aletargado neófito en un sarcófago en el interior de la Pirámide – por eso los arquéologos han encontrado los sarcófagos vacios- y allí se celebraban los ritos de la Iniciación.

En la India y en Asia Central, se les ataba a un torno hasta que el cuerpo entraba en un letargo- En ese estado, de aparente muerte, el Hierofante, el Supremo Sacerdote, guiaba al alma del candidato hasta los reinos inferiores donde recibía  instrucción vivencial y no meramente intelectual .

Desde ese estado el Maestro le iba enseñando las dimensiones más superiores del Ser hasta que el discípulo lograba vencer el miedo a la muerte – porque le mostraban que no existía- y renacer con el poder de la palabra. Había nacido  un Iniciado.

En este momento, que doy el punto final a esta nota, que la proseguiré con más datos sobre  la Iniciación, recuerdo una frase que muy pocos comprendieron:Dijo Ciceron :NO LE TEMO A LA MUERTE PORQUE LA HE VENCIDO. Cicerón fue Iniciado en los templos de Amon.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *