HOY QUIERO ESCRIBIR DESDE EL CORAZON

HOY QUIERO ESCRIBIR DESDE EL CORAZON

Durante muchos años he escrito para el intelecto de las personas; no me he cansado de enseñar las verdades eternas, no las mías, sino la de los Grandes Maestros de la Humanidad, o por lo menos de algunos de ellos. Lo seguiré haciendo, mientras tenga energía para ello. Pero hoy, tengo la necesidad de escribir sobre lo que siento. Y hoy lo que siento es tristeza, la cual me desorienta , pues no sé cómo manejar mentalmente ese estado. No tengo un código por medio del cual pueda decir algo así como  :estoy sensible y en verdad esa supuesta sensibilidad no representa el estado de tristeza que tengo, pues todo estado de sensibilidad  proviene de situaciones sociales, familiares, amorosas,o tal vez situaciones espirituales. Me he puesto a meditar para encontrar la razón de ser de mi tristeza  y hasta este momento, que les escribo, he llegado a la conclusión, seguramente como una tabla de salvación ante ese estado, que estoy triste porque siento el dolor de las personas. Y esto es verdad, pues , como una visión etérica,he visto cómo en el mundo , las personas, y los diferentes reinos sufren. He llegado a la conclusión que ese dolor es producto de la incompletura. Estoy triste porque me siento impotente para poder explicar ese estado: no puedo transferir a otros una enseñanza que sea un perfume para el Alma, un perfume ,que aunque las flores mueran seguirá estando, más allá de las formas vegetales que ,como vehículo, lo identifica como  la ambrocia de los Dioses. Estoy triste porque no entiendo por qué los seres humanos nos tratamos tan mal unos a otros; por qué tanta violencia irracional, aunque ya de por sí la violencia sea irracional; por que existen seres tan desalmados que son capaces de ocasionar tanto dolor a otros; por qué la venganza, el orgullo, la vanidad, el resentimiento y la hipocresía de decir ” te perdono” desde la boca para afuera,  pero sigue odiando desde el corazón por despecho, por orgullo herido, por vanidad ofendida. Y todo esto me ha producido, en este momento una profunda tristeza que hoy quiero compartirlas con todos ustedes. No es catarsis, no es propio de mí usar este medio para mis conflictos, sino como una invitación a meditar sobre por qué muchas veces estamos tristes.

One Response »

  1. Hola Guille, sabes que me siento muy identificada con esa tristeza, yo trato de ayudar, de ESTAR cuando alguien me necesita, de difundir lo importante como las necesidades de otros de cualquier indole, pero hay dias en que es tan terrible lo que les pasa a los seres humanos, el no respeto, el violar todo sin importar si dañas a alguien !!! es tanto que muchas veces me siento asi, totalmente impotente ante tanta barbarie y dolor.
    y tampoco es catarsis esto que digo, es sinceridad pura, hay veces que me siento tan triste que me miro internamente a ver que me pasa y me doy cuenta que lo que me entristese es el dolor del otro, la falta de solidaridad… y lo que si puedo prometer desde mi humilde lugar, es nunca perder este don que Dios me dio de poder ver al otro como un ser igual a mi, y tratarlo como un tesoro como me gustaria que a mi me trataran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *