HACIA LA GNOSIS

HACIA LA GNOSIS

Al referirme al gnosticismo, no quiero decir que estamos frente  a un complejo civilizatorio con sus símbolos teológicos, o frente a una religión que se extiende en múltiples puntos sobre la tierra influyendo sobre varias culturas. El gnosticismo es una síntesis de los conocimientos dados por numerosos movimientos intelectuales y místicos; síntesis que jamás llegó a convertirse en una unidad.  Se presenta bajo un conjunto de símbolos altamente complejos. De más está decir que los gnósticos no se llamaron de esta forma a sí mismos, ni llamaron gnosticismo a su movimiento; esta denominación les fue aplicada luego en consideración a que  su doctrina se basa en la gnosis, o sea, el conocimiento superior, fundamentado en la razón y en  las enseñanzas de los antiguos sabios.

El  mismo  nombre de gnosis  viene del griego y significa conocimiento y el gnóstico adquiere un sentido espiritual pues vive según el conocimiento trascendente.

El gnosticismo nace en Asia Menor, con aportes de cultos de los misterios griegos, asiáticos, romanos y egipcia; en competencia con el cristianismo y llegó a convertirse en el movimiento esotérico por excelencia del Mediterráneo.Por eso no  debe extrañar la saña con que los historiadores cristianos  siempre lo han considerado. Antes de  introducirme en la idea básica del  gnosticismo, daré una  breve visión de los sostenedores, y aun fundadores más destacados de esta doctrina  fundada en la máxima: No Herir

 

SIMON EL MAGO

Fue llamado “el Padre de los Gnósticos” y aunque los datos que sobre él se poseen–además de pocos y contradictorios- provienen de obras de los Padres de la Iglesia,no puede dejar de advertirse la referencia a su elevado espíritu y vastísima cultura,  que lo llevó a la oposición, especialmente sobre las ideas cristianas.

Originario del país de Samaria, donde era muy celebre, realizó grandes viajes siguiendo la tradición de la mayoría de los Grandes Maestros de las Escuelas Esotéricas. Su muerte, también extraña,parece que culminó en una ascensión milagrosa en Roma ante el propio emperador Nerón. Asimismo, se menciona su posible paso por las Escuelas de Alejandría.

Aunque probablemente fue bautizado cristiano, jamás creyó en Cristo como hijo de Dios, como trató de demostrar a lo largo de su doctrina. Sus discípulos fueron numerosos.

Su doctrina

La doctrina de Simón se divide en dos grandes temas: la teogonia y la cosmologia. En el primer tratado, la teología, sostiene que el Fuego sutil es el principio de todas las cosas. Pero aclara que se trata de una entidad doble: con  una naturaleza visible y otra secreta e invisible.Este concepto, me recuerda a la doctrina  de Platón que sostiene, en el Timeo, que hay una naturaleza  inteligible y otra sensible.

Este fuego, según Simón, es la perfecta Inteligencia: “el que es,ha sido y será”. Según la concepción teosófica del Fuego, éste no sólo es el símbolo de la mente sino fundamentalmente de la Intuición en el hombre; el alma en todos los seres, el Budhi de los hinduistas, la voluntad en acción transformadora.

Por ello, Simón sostiene que el Fuego pasa de la potencia,el fuego ígneo e invisible, al fuego en acto, o como diría la teosofía el fuego por “ fricción”.Al pasar el fuego de potencia al acto, dice Simón “ piensa, razona y se divide en 3 parejas de manifestación que él llama syzygias ( uno macho y otro hembra) que constituyen los nueve eones, o como dirían los kabalístas , el árbol sephirotal, en donde el diez,la tierra, es el campo de experimentación del espíritu. Y por vía de emanación,se produce  la tierra ,que es el resultado de un “ mundo intermedio” que consta de otras 3 syzygias o  parejas que se sintetizan en un séptimo principio equivalente al Fuego Superior.Ese séptimo principio, al que la teosofía le llamaría Atma o Espíritu, es para Simón, el Silencio. De ese mundo intermedio ,como lo digo deviene  el mundo terrestre.

En cuanto a la Cosmogonía Simón le da al Silencio una jerarquía superior que trasciende a los Ángeles. Al respecto dice que la Epinoia o pensamiento, es  hija del Silencio. Para entender este concepto les recuerdo que para todas las escuelas esotéricas, el Silencio significa,  la” Divinidad en sí misma”,metafóricamente, Dios Duerme. Los sonidos, armónicos o discordantes, constituyen la base de la manifestación , o sea que todo lo “ creado” es el resultado del Sonido y éste es una expansión del Silencio. O sea el Silencio es contracción y el Sonido expansión

Epinoia o pensamiento abandonando al padre, se volvió hacia las criaturas inferiores e hizo existir a los Ángeles y a las potencias que han creado el mundo inferior en que habitamos.

Pero la Epinoia fue luego retenida prisionera por los Ángeles quienes le impedían volver hacia el Padre.

Finalmente, en el colmo de los ultrajes, fue encerrada en un cuerpo humano y desde entonces se vio obligada a encarnar como mujer a través de los siglos. Para  salvarla su Padre envió un libertador, quien también debía liberar a los hombres de  la tiranía de los Ángeles; este liberador era Simón, quien descendió del mundo superior y cambiando su forma para penetrar  en este mundo inferior.

 

BASILIDE EL EGIPCIO

 

De este gnóstico tengo mayores datos, pues sus escritos pasaron por Clemente de Alejandría , quien fue un gran pedagogo que logró la síntesis entre la antiguedad y la edad del feudalismo. Es el encuentro entre Oriente y Occidente

Basilide, que se decía Apóstol de San Pedro y receptor de la doctrina del apóstol Matías, intentó unificar el cristianismo con elementos propios del gnosticismo de Simón.

Para Basilide existen 3 mundos superpuestos: el mundo hipercósmico, el mundo intermedio o supralunar, y el mundo ordinario o sublunar.

En el primer mundo, está Dios-Nada, el Dios que encierra todos los gérmenes hasta que pasa de la potencia al acto.

En el segundo, que denomina el mundo del Espíritu límite, coloca 365 cielos, de los cuales el primero y más próximo al mundo superior es la  ogdóada ( nombre del conjunto de ocho deidades primordiales, también llamadas “ las alma de Thot, en la mitología egipcia)

La Ogdóada consta de cuatro parejas de dioses que juntos personifican la esencia del caos líquido que para los filósofos egipcios existe antes de la creación del mundo.

Para un mayor abundamiento doctrinario digo que la primera pareja la forma Nun y Naunet que representan las aguas primordiales, el océano primordial o el caos; la segunda por Heh y Hehet que simboliza el espacio infinito o limitado, la tercera por Kuk y Kauket, que para los sabios egipcios eran las tinieblas o la oscuridad y la cuarta, Nia y Niat, que representan la vida, las indeterminación espacial o la que se separa, la oscuridad, el principio de lo misterioso o  oculto.

Estas deidades fueron veneradas en Hermópolis, la ciudad científica , donde existían archivos de la antigua cultura y que fuera dedicada a Hermes el símbolo de la Sabiduría.

Y el último y próximo al mundo sublunar es la Hebdómada, espacio entre siete dias,

Cada cielo está regido por un Arconte, y todos ellos están poblados por eones que proceden del Dios-Nada por emanación. El Arconte de la Hebdómada es el propio Jehovah.

Del cristianismo, Basilide toma  el dogma de la redención aunque adaptada a su particular  forma de interpretación.

 

VALENTIN

Marca el apogeo de la gnosis.  Nació en Egipto y estudió en las escuelas de Alejandría, instruyendose en la doctrina de Platón y en el esoterismo egipcio. Su reputación llegó a ser enorme, instalando una escuela en Roma en tiempos del Papa Higinio, donde  tomó numerosos discípulos; finalmente murió en Chipre

El problemo del mal y el de la redención fueron objeto de sus trabajos, pasando de la simple esfera psicológica humana al mismo problema en todo el Universo.

Sus discípulos se dividieron en dos escuelas : la Oriental y la Itálica, basadas sus discrepancias en la naturaleza del cuerpo del Salvador.

Son notables ciertas similitudes entre el esoterismo gnóstico de Valentín  y el esoterismo egipcio al que siempre recurrió el sabio. Por ejemplo, el Caos – dice -tiene forma de serpiente que se muerde la cola, demarcando un círculo o una elípse; en Egipto esta fígura se utilizaba  para representar las fuentes del río Nilo. Tampoco falta este símbolo de la serpiente replegada en múltiples papiros egipcios, símbolo que retomarían los alquimistas bajo la frase “ pan lo pan”: “ todo está en todo.

 

LA PISTIS SOFIA

Es un libro escrito en copto que tiene notables elementos de la doctrina gnóstica y sus rituales de Iniciación. También aquí se notan las influencias del simbolismo egipcio. Son notables, por ejemplo, las funciones que ejercen unos agentes intermediarios – cuyo nombre es de dificil traducción- quienes se encargan de recoger las almas  que dejan la tierra trasportándolas durante tres días a traves de la creación y dejarlas finalmente en manos de los ejecutores de justicia; la comparación con Anubis ( el que acompaña a la almas desencarnadas hacia el Juicio de Osiris) y el peso del corazón del  muerto surge  de inmediato.

Estos intermediarios que aparecen en todos los simbolismo profundos, tienen por finalidad  el ser revelados a los Adeptos, para que ellos, conociéndolos , puedan dominarlos y recorrer en su compañía los  mundos del más allá , o no temer la muerte en el más acá.

La iniciación gnóstica era, como todas las iniciaciones, la gnosis o sea el conocimiento de los mundos superiores. Mientras el muerto común recorría esos mundos en estado de sombra errante y aferrada, el Iniciado que ya había hecho sus experiencias en vida y conocía las puertas que debería atravesar, así como sus guardianes, genios y otros habitantes de esos mundo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *